saltar directamente al contenido

Ruta del Cares

Artículo publicado el martes 01 de junio de 2010, a las 12:01

La Ruta del Cares o divina garganta, como también se la conoce, es un impresionante desfiladero que atraviesa los macizos central y oriental de los Picos de Europa. Es tal su belleza y su fama que se ha convertido en la ruta más transitada de los Picos.

Al desfiladero originado por el río Cares se le excavó en la roca a principios del siglo XX la actual ruta que se mejoró en los años 40 del mismo siglo. Se trata de una obra de ingeniería civil realizada para aprovechar la riqueza hidroeléctrica en la central de Camarmeña y es la vía de comunicación más corta entre los pueblos de Caín (León) y Poncebos (Asturias), separados por muchos kilómetros de carretera.

12 kilómetros y de 3 a 4 horas de duración.

Para hacer esta ruta a nivel personal la dificultad está en el regreso, puesto que las dos opciones que tenemos son volver a caminar en el sentido contrario los 12 kilómetros o tener un vehículo que nos espere para realizar el largo trayecto de vuelta por la carretera.

Recorrido
Puede hacerse comienzando en Cangas de Onis haciendo el siguiente recorrido:
Salmonera de Caño, puente Vidosa (vista de la cascada), Soto de Sajambre (molino harinero), mirador Fuente del Infierno (nacimiento del río Sella), alto de Panderrueda (mirador), chorco de lobos y Caín.

Más datos
La ruta es practicamente llana aunque con algunas pendientes cortas. Sobre nosotros se encuentran las cimas de los Picos con más de 2000 metros y debajo el cristalino río Cares, en ocasiones a más de 800 metros de abrupto desnivel.
El camino es relativamente ancho y cómodo. Hay tramos tunelados con ventanas pero lo más común es que sea abierto al cielo. Se cruza el río dos veces, por el puente de los Rebecos y por el de Bolín, aunque en ambos casos se ve desde la altura.