saltar directamente al contenido

Cueva de Las Caldas

Artículo publicado el lunes 14 de junio de 2010, a las 03:10

Se trata de una cueva-surgencia que merece especial atención como ecosistema subterráneo y sobre todo, por su yacimiento prehistórico de los periodos solutrense y magdaleniense. La cavidad principal, de 5 metros de anchura, posee tres entradas, la principal, otra entrada menor, que actúa como sugerencia discontínua y la surgencia principal, por debajo de la segunda. El desarrollo del complejo es sencillo, desde la entrada principal un estrecho paso conduce a la galería del río subterráneo. En época de crecidas, parte del caudal rebosa por la surgencia discontínua.  Aguas arriba, la galería se hace más amplia con un desarrollo lineal, sin apenas ramificaciones. En su tramo medio aparece la sima de la Figalina, que enlaza con la entrada superior.

Siguiendo la galería llegamos a un punto en que se hace impenetrable y solo la corriente de agua accede a la cavidad. En el interior de la cueva destaca la abundante presencia de quirópteros.

Más información en el Teléfono 984 08606